COVID-19

COVID-19 golpea a una madre joven; la terapia la ayuda a prevalecer

 COVID19 Strikes Young Mom

4/30/2021

A los 33 años, Maribel Cortes enfrenta muchos desafíos por delante, pero la terapia intensiva para pacientes hospitalizados en Northern Dutchess Hospital en Rhinebeck, NY la está ayudando a prepararse para ellos. Ella es una sobreviviente de COVID-19, cuyo riesgo número uno era trabajar en un hogar de ancianos.

 

COVID-19 afecta a los adultos más jóvenes

Y ella no está sola. El departamento de rehabilitación Paul Rosenthal del Northern Dutchess Hospital ha tenido tres pacientes menores de 35 años que tenían casos de COVID-19 potencialmente mortales y necesitaban semanas de rehabilitación en el hospital antes de regresar a casa. Lo único que tenían en común, además de la edad, es que trabajaban en residencias de ancianos o de grupos.

 

Diagnóstico y cuidados intensivos

Cortés, de Poughkeepsie, salio positivo poco después de su exposición en su trabajo a un residente de un asilo de ancianos que tuvo COVID-19. Unos días después, se volvió sintomática. No podía respirar profundamente, tenía dolores de estómago y sangrado uterino anormal.

 

A medida que cada respiración se volvía insoportable, "le dije a mi esposo que no podía hacerlo más," ella dijo. Se dirigieron al departamento de emergencias en Vassar Brothers Medical Center, donde fue ingresada en cuidados intensivos.

 

Cortés pasó todo el mes de febrero inconsciente en cuidados intensivos, luchando por su vida. Después de semanas en un ventilador y traqueotomía, donde se le administra oxígeno a través de un orificio en el cuello, venció la neumonía COVID-19. Pero no sin grandes retrasos. Su cuerpo estaba devastado y débil.

 

“Cuando me desperté, las enfermeras de la ICU me dijeron que era marzo,” ella recordó. "Dije, 'Gracias, Dios', porque me quedé aquí y estoy aquí por mis hijas." Sus hijas tienen 4 y 8 años.

 

La rehabilitación hospitalaria ofrece esperanza

 Cuando estuvo médicamente estable, Cortés fue trasladada al departamento de rehabilitación para pacientes hospitalizados del Northern Dutchess Hospital, donde recibió terapias de hablar, físicas y ocupacionales durante varias horas al día y atención de enfermería las 24 horas. Cada pequeño paso, como ir al baño o cepillarse el pelo de forma independiente, se sentía como una victoria. Laura Dipper era su terapeuta ocupacional.

 

"Sus músculos eran como gelatina, e incluso hace una semana, no podía pararse ni sostener un objeto," dijo Dipper. "Lo que me gusta de la terapia ocupacional es que podemos divertirnos pero hacer cosas que son terapéuticas." Y Cortés no se rinde fácilmente.

 

“Nos encanta trabajar con ella. Ella nunca dice que no,” dijo Dipper. “Si empieza a temblar y le baja el oxígeno, todavía quiere seguir adelante. Tiene el corazón más dulce, pero es realmente dura ".

 

La terapia se centra en los intereses del paciente

A Cortés le encanta cocinar, así que un viernes por la tarde, unas dos semanas antes de su fecha de alta, prepararon el postre favorito de su hija mayor: el flan.

 

Mientras la paciente partía huevos y removía el azúcar caramelizada para el flan, Cortés bromeaba sobre los músculos de su brazo: "No más gelatina," ella dijo.

 

La sesión de terapia en la cocina no solo la ayudó a recuperar algo de fuerza, sino que le recordó lo que está trabajando tan duro para lograr: estar en su propia casa con sus hijas y su esposo disfrutando de su cocina y con COVID-19 detrás de ellos.

 

¿El consejo de Cortés? No puedes tener demasiado cuidado, incluso si eres joven.

 

“COVID es peligroso. Veo a las otras personas (infectadas) y cuando me hace falta, digo: 'Dios mío',” ella dijo.

 

Obtenga más información sobre los servicios de rehabilitación para pacientes hospitalizados en Northern Dutchess Hospital.

Obtenga más información sobre COVID-19, incluido cómo vacunarse.